Shop Mobile More Submit  Join Login
About Deviant CynthreyFemale/Mexico Recent Activity
Deviant for 1 Year
Needs Core Membership
Statistics 21 Deviations 2,654 Comments 3,964 Pageviews
×

Newest Deviations

Literature
Amarte otra vez? Cap. 3: Oportunidad
...era de esperarse que jugaran juntos hoy, esos niños no disponen de nada más en que ocupar su tiempo en este lugar. En tal aspecto resulta útil el que ese niño no haya sufrido el mismo destino de su minúscula raza. Aun así no tolero su compañía constante a mi hija.
No dejo de preguntarme por qué decidió perdonarle la vida y casi criarlo como si lo hubiera concebido. Pero ese engendro no es su hijo. Y ni aunque el propio Armageddon me lo impusiera lo veré como a mi hijo. Y sobre mi cadáver permitiré a mi hija verlo como más que su compañero de juegos. El día que Celestia deje de ser una niña no habrá necesidad de juegos, por lo tanto, menos habrá de un compañero de juegos. Entonces me habré librado de ese monstruo.

Lo único que apacigua mi consciencia es que ya le he dejado claro que con nosotros no es, ni será nunca, su hogar...

~
¿
:iconCynthrey:Cynthrey
:iconcynthrey:Cynthrey 0 0
Literature
Love You Again? Chap. 2: Memories
"What are you doing here?" The white woman asked. 
"I could ask you the same question," the chimerical being said, jumping up, light as a feather. 
"I asked first," she insisted. 
"The ladies first" he bowed mockingly.
"I remind you that this place belongs to me," he said confidently. 
"As far as I know, this place was abandoned a millennium ago, by something is in ruins after all, so that although this place once belonged to you today is a place without owner that anyone can visit out of curiosity, as your dear ex-student" with an almost boastful smile, he told the princess, staring at her face. 
Celestia said nothing at first, she stared into his eyes, those eyes of a mischievous and naughty boy. After a few seconds she sighed defeated. 
"All right, Discord, you win." 
"Point for me," he drew a line on a blackboard out of nowhere as a marker. "Well? What are you doing here, so far from your palace in Canterlot? 
"It's Luna's birthday
:iconCynthrey:Cynthrey
:iconcynthrey:Cynthrey 0 0
Literature
Amarte otra vez? Cap. 2: Recuerdos
-¿Qué estas haciendo aquí?- preguntó la mujer blanca.
-Podría hacerte la misma pregunta- dijo el ser quimérico levantándose de un salto, ligero como pluma.
-Yo pregunté primero- insistió ella.
-Las damas primero- burlonamente se inclinó.
-Te recuerdo que este lugar es de mi propiedad- habló confiadamente.
-Hasta donde sé, este lugar fue abandonado hace un milenio, por algo está en ruinas después, de modo que aunque este sitio alguna vez te perteneció hoy en día es un lugar sin dueño que cualquiera puede visitar por curiosidad, como tu querida ex-alumna- con sonrisa confiada, casi jactanciosa, le dijo a la princesa mirándola fijamente al rostro.
Celestia no dijo nada al principio, se quedó mirándolo a los ojos, esos ojos de niño travieso y pillo. Después de unos segundos suspiró derrotada.
-De acuerdo, Discord, tú ganas.
-Punto para mí- dibujó una línea
:iconCynthrey:Cynthrey
:iconcynthrey:Cynthrey 0 2
Literature
Love you again? Chap. 1: Pain
"... and then Applebloom said: when cows fly. You should have seen his face when he appeared a herd or should I say flock of cows passing over your head! Hahaha! It was priceless!" Discord laughed happily lying on Fluttershy's couch.
"Oh, Discord! * giggles *" yellow pegasus laughed quietly listening to the naughtiness of the draconequus.
Despite his childish , mischievous and playful attitude, Discord looked like an adult, his face was long and thin with large dark circles in their reptilian red eyes, high cheekbones and a short white goatee, he was considerably high in fact a head higher than Big McIntosh or Bull Biceps that measured each 1.80m- 1.90m. He was also very thin which only made him look even taller. He dress showed off his title of god of chaos -as if his appearance doesn't betray enough- always dressed combining ancient and formal with contemporary and informal, wearing a sneaker on in his goat's foot and a dress shoe on his dragon's fo
:iconCynthrey:Cynthrey
:iconcynthrey:Cynthrey 0 0
Literature
Amarte otra vez? Cap. 1: Dolor
-...y entonces Applebloom dijo: cuando las vacas vuelen ¡Deberías haber visto su cara cuando apareció todo un rebaño o debería decir bandada de vacas pasando por encima de su cabeza! ¡Jajaja! ¡No tenía precio!- Discord reía alegremente tumbado en el sofá de Fluttershy.
-Oh, Discord *risitas*- la pegaso amarilla reía en voz baja al escuchar las travesuras del draconequs.
Pese a su actitud infantil, traviesa y juguetona, Discord tenia todo el aspecto de un adulto, su rostro era alargado y delgado con grandes ojeras en sus reptilianos ojos rojos, los pómulos marcados y una corta barba blanca de chivo, era considerablemente alto, de hecho medía una cabeza más que Bull Biceps o Big McIntosh que medían cada uno 1.80m- 1.90m. También era muy delgado lo cual solo lo hacía ver más alto aun. Su modo de vestir resaltaba su título de dios del caos- como si su aspecto no lo delatara bastante- siempre vest
:iconCynthrey:Cynthrey
:iconcynthrey:Cynthrey 0 7
Love you again by Cynthrey Love you again :iconcynthrey:Cynthrey 9 9 Playa by Cynthrey Playa :iconcynthrey:Cynthrey 1 11 Bajo el arbol by Cynthrey Bajo el arbol :iconcynthrey:Cynthrey 2 0 Mi cielo by Cynthrey Mi cielo :iconcynthrey:Cynthrey 0 3 Una mano amiga by Cynthrey Una mano amiga :iconcynthrey:Cynthrey 1 2 MLP FIM Next Gen: Forest Peace by Cynthrey MLP FIM Next Gen: Forest Peace :iconcynthrey:Cynthrey 3 3 MLP FIM Next Gen: Cotton Candy y Sugar Cookie by Cynthrey MLP FIM Next Gen: Cotton Candy y Sugar Cookie :iconcynthrey:Cynthrey 1 2 MLP FIM Next Gen : Gemelos Storm by Cynthrey MLP FIM Next Gen : Gemelos Storm :iconcynthrey:Cynthrey 1 0 MLP FIM Next Gen : Applecore by Cynthrey MLP FIM Next Gen : Applecore :iconcynthrey:Cynthrey 0 0 MLP FIM Next Gen : Aquamarine by Cynthrey MLP FIM Next Gen : Aquamarine :iconcynthrey:Cynthrey 2 3 MLP FIM Next Gen : Wise Star by Cynthrey MLP FIM Next Gen : Wise Star :iconcynthrey:Cynthrey 1 0

Favourites

Original Firefly Path Belle Gown by Firefly-Path Original Firefly Path Belle Gown :iconfirefly-path:Firefly-Path 6,227 376 How To Create Night Sky by wysoka How To Create Night Sky :iconwysoka:wysoka 335 5 3D effect tutorial by to-much-a-thing 3D effect tutorial :iconto-much-a-thing:to-much-a-thing 1 1 Lunar Circle by Joan-Grace Lunar Circle :iconjoan-grace:Joan-Grace 276 37 Sombra by xXMarkingXx Sombra :iconxxmarkingxx:xXMarkingXx 50 5 . He Lives in You . by ShootingStar03 . He Lives in You . :iconshootingstar03:ShootingStar03 2,008 170 Earth Warrior by ryky Earth Warrior :iconryky:ryky 1,863 58 The Last Pear Of Ponyville by Dragonfoxgirl The Last Pear Of Ponyville :icondragonfoxgirl:Dragonfoxgirl 410 15 The Apple and The Pear. by Dragonfoxgirl The Apple and The Pear. :icondragonfoxgirl:Dragonfoxgirl 542 42 Babies Base by Stray-And-Kiri-Bases Babies Base :iconstray-and-kiri-bases:Stray-And-Kiri-Bases 111 5 Doll on a music box by Vector-Brony Doll on a music box :iconvector-brony:Vector-Brony 376 52 SCRIPTURA AUTEM CECIDIT - MLP The Rose Of Life by j5a4 SCRIPTURA AUTEM CECIDIT - MLP The Rose Of Life :iconj5a4:j5a4 141 72 Happy New Year 2017 by Dragonfoxgirl Happy New Year 2017 :icondragonfoxgirl:Dragonfoxgirl 205 18 My dad...Dislestia shipper by miyaotaku My dad...Dislestia shipper :iconmiyaotaku:miyaotaku 4 4 The Times We Share by Tim015 The Times We Share :icontim015:Tim015 2,049 477 Good memories. by Coltsteelstallion Good memories. :iconcoltsteelstallion:Coltsteelstallion 1,936 590

deviantID

Cynthrey's Profile Picture
Cynthrey
Mexico
-Soy una tsundere irremediable, si me caes mal te fundo los faroles y si me caes bien solo te doy un golpecito.
-Para mi no hay mejor lugar para vivir que cerca del mar, amo el oceano y me encantaria tener un yatecito para vivir en el.
-Casi todos mis gustos estan vinculados al mar:
Color favorito-azul marino
Animal favorito-delfin
Ser Mitologico favorito-sirenas
Deporte favorito-Natacion.

-Me encanta leer, cantar, tocar el violin ( en lo que soy muy buena por cierto ;p),nadar y dibujar.
-No hay nada mejor para mi que una tarde lluviosa.
-Tengo la mania analizar hasta las coas mas insignificantes como si de la teoria de relatividad se tratara
Interests
No creo poder hacer mas dibujos hasta dentro de un tiempo, es que me queme mi mano derecha y soy diestra. Solo es una quemadura de primer grado pero me arde, un poco, bastante, o.k no se como es que aun no grito, ARDE COMO EL QUINTO INFIERNO. Mis padres seguro me pondran alguna venda pa cuando vaya a la escuela. Lo que me preocupa es que mañana tengo que tocar con mi para-escolar de violin en una actividad de la escuela y con la mano ''ardiendo'' no se si podre tocar.

Activity


...era de esperarse que jugaran juntos hoy, esos niños no disponen de nada más en que ocupar su tiempo en este lugar. En tal aspecto resulta útil el que ese niño no haya sufrido el mismo destino de su minúscula raza. Aun así no tolero su compañía constante a mi hija.
No dejo de preguntarme por qué decidió perdonarle la vida y casi criarlo como si lo hubiera concebido. Pero ese engendro no es su hijo. Y ni aunque el propio Armageddon me lo impusiera lo veré como a mi hijo. Y sobre mi cadáver permitiré a mi hija verlo como más que su compañero de juegos. El día que Celestia deje de ser una niña no habrá necesidad de juegos, por lo tanto, menos habrá de un compañero de juegos. Entonces me habré librado de ese monstruo.

Lo único que apacigua mi consciencia es que ya le he dejado claro que con nosotros no es, ni será nunca, su hogar...

~

¿De verdad había muerto?
La misma pregunta se repetía en la cabeza de Discord una y otra vez mientras seguía ensimismado con el divino paisaje que lo rodeaba. No había manera de que un lugar tan bello estuviera en Equestria y él, que había peinado ese mundo de cabo a rabo, jamás lo hubiera visto.
Trató de hacer memoria sobre qué había pasado antes de que despertara allí. Recordaba... a Celestia llorando... el dolor, más fuerte que nunca, y... Fluttershy y Twilight encontrándolo. Después de eso solo podía recordar un destello seguido de oscuridad y calma y luego estaba donde está ahora. Todo apuntaba a que había pasado a "la otra tierra".
Ese lugar solo podía tratarse de los Campos Eliseos, la tierra más allá de cualquier realidad a la que él mismo pudiera llegar y dónde las almas descansaban hasta que llegará el momento de volver a la vida, renacidos.
Entonces, ¿así se sentía estar muerto?
Después de un segundo resopló decepcionado y al mismo tiempo, de alguna manera, divertido. Tantas historias se habían hecho sobre ese mundo más allá de todo mundo conocido. Una tierra donde no existe la maldad, el hambre, el frío, el cansancio ni el miedo; un lugar como soñar dentro de un sueño; el paraíso en todos los sentidos de la palabra. Nada más lejano de la realidad, no negaba que fuera un lugar magnífico, lo suficiente para que se sentirse mal si llegara a alterar algo. No era mas que un prado infinito, con el más bello cielo que nadie pudiera imaginar, donde no apetecía mucho pasar quién-sabe-cuánto-tiempo hasta volver al mundo terrenal.
¡Qué fiasco! Él mismo podría haber creado algo mucho más divertido. Un 6/10 para los famosos Eliseo.
Se burlaba y criticaba aquel sitio una y otra vez, pronto casi tuvo que inventarse excusa para continuar. En realidad no estaba de humor para reclamar nada, solo era una fachada para distraerse de su triste realidad y tan débil era que cayó casi seguidamente de haber sido construida.
Podía estar peor. Pudo haber acabado en el Tártaro por haber conquistado Equestria, haberlo intentado un milenio después y aliarse con un monstruo que ya había escapado de allí, de modo que pasaría el resto de siendo castigado por sus errores y sin posibilidad de volver a la vida.
¿A quién engañaba? Incluso el mismo Eliseo era un Tártaro si no estaba Fluttershy ¿Qué importaba que pudiera pasar 1 millón de años provocando todo el caos que quisiera si ni siquiera había tenido una sola oportunidad de decirle que la amaba? Y, al parecer, a alguien no se le había ocurrido que ese era suficiente motivo para volverse un fantasma. Incluso si ella no se sentía lo mismo solo quería decírselo.
Lloró en silencio, sintiéndose patético. Ya no le importaba nada, incluso si el propio Exodo se le hubiera aparecido, llamado ingrato y dado un sermón de cómo debía atesorar sus recuerdos con la mujer que amaba aun si no había podido contarle sus verdaderos sentimientos hacia ella o alguna de esas cursiladas sabiondas, todo eso habrían sido nada mas más motivos para maldecirlo y llamarlo dios injusto y de pacotilla. Solo quería quedarse allí, recostado contra aquel árbol, dejando pasar el tiempo hasta que fuera su momento de volver, sin recuerdo alguno de su anterior vida, sin recuerdos de Fluttershy.
La yerba crujió.
Discord se levantó exhaltado. Si alguien quería jugarle una broma había escogido un muy mal momento para hacerlo.
-¡¿Quién est-...?!- se cubrió la boca al instante.
¡¿Esa era su voz?! Sonaba casi como si ese bebé de Spike se hubiera tragado un tanque de helio. Mayor fue su asombro cuando se percató de su mano. Era minúscula. La mano de un niño que con suerte pasaba de los 8 años. El pico de su asombro fue cuando se decidió a ver su cuerpo y, en efecto, era el cuerpo de un niño pequeño. No solo eso. También estaba vestido con ropas que no veía en un milenio. Una especie de camiseta de mangas largas color beich y tan larga que le llegaba a las rodillas, atada con una soga, pantalones que mas bien debían ser mallas y los pies descalzos conformaban su vestimenta.
¡¿Qué diablos estaba ocurriendo?! ¿Por qué iba vestido así? ¿Por qué tenía el cuerpo de un niño? ¿Cómo era siquiera posible que se viera como un...?
-¡Te encontré!- alguien gritó.
Antes de que pudiera reaccionar su atacante se abalanzó sobre él y una vez en el suelo se colocó encima, inmovilizándolo.
-Dizzy tontito. Se supone que tenías que esconderte de mí no quedarte donde cualquiera puede verte- dijo la niña atacante.
-¡Agh! ¿Pero que de-..?- calló al ver a la niña sobre él.
Un cuerno en su frente y dos salas en su espalda. Una alicornio y no cualquier alicornio. Tenía la piel blanca como la nieve y unos profundos y vivos ojos púrpura. Excluyendo su cabello, largo, ondulado y color rosa pálido, nada le impedía estar seguro de quién era ella.
-¿C-Celestia?- preguntó aun algo confundido.
-Te dije que no me llamaras así, parece que fuera una anciana y no lo soy. Para ti soy Tia. T-i-a. Si me vuelves a llamar Celestia entonces te llamaré Discord toda la vida. Y además, ¿quién más podría ser? Somos los únicos niños en Earth Heaven ¡¿O encontraste a otros niños?!- culminó emocionada.
¿Esa parlanchina energética era en verdad Celestia? ¿Tia? ¿Por qué era una niña? ¿Earth Heaven? Por enésima vez ¡¿Qué diablos estaba pasando?!
-¡Quítate!- trató de sacudírsela.
-Qué mal perdedor- ella se quitó.
Discord hizo un puchero. Cruzó los brazos y se sentó allí con cara de niño mimado insatisfecho mientras "Tia" se le quedó mirando. Por más que intentaba, no le encontraba explicación a esa situación. Según Tia estaban estaban en "Earth Heaven". Ese nombre le provocó una nostalgia inesperda.
-¿Estás bien?- Tia le preguntó de pronto.
-¿Uh?
-Estás llorando
-¿Qué?- se llevó una mano al rostro. En efecto, estaba llorando.
-¿Es por qué perdiste el juego?
-¿Qué? No- ni siquiera estaba seguro del por qué de su propio llanto.
La pequeña Celestia se le adelantó y, algo torpemente, le limpió las lágrimas. La sonrisa que había mantenido desde que se habían encontrado ahora se había desvanecido dejando en su lugar una mirada algo preocupada y protectora por parte de la pequeña alicornio. Discord no pudo evitar sonrojarse un poco. Ella era una de esas niñas que cuando las veías reír sentías una puñalada de dulzura en el corazón y necesitabas rezarle a mil dioses para contenerte de abrazarla sin permiso. Parece que se dio cuenta del sonrojo de su amigo pero le dio poca importancia y sonrió. Ahí estaba el puñal de dulzura y un aumento del rojo en en rostro de Discord, esta vez Celestia no pudo evitar reír.
-Jiji. Estás rojo
-¡No es cierto!- contestó avergonzado.
-Mentiroso. Hoy estás raro.
No contestó. Celestia se puso de pie.
-Si ya no quieres jugar a las escondidas entonces vayamos al lago.
-Está bien- contestó desanimado.
-¡Bien! ¡Vamos!- rió y tiró del pequeño draconequs.
Discord no tenía la más mínima idea de dónde quedaba el lago, a penas se había enterado de que hubiera uno allí, por lo que no tuvo más remedio que seguir a su "nueva" amiga. No pudo evitar tener una prolongada sensación de deja vu a mientras la acompañaba y comenzó a recordar un poco más de lo ocurrido antes de despertar en Earth Heaven, con suerte consiguió recordar a Twilight hablando sobre un hechizo para salvarlo. En primer lugar, si ese hechizo lo había salvado eso explicaría porque no había acabado en el Eliseo o el Tártaro y no se sentía muy diferente de cuando estaba en Equestria. Ahora que lo pensaba, minutos antes cuando pensó en que se había separado para siempre de Fluttershy, por más que había que se repitió una y otra vez que la amaba, no sintió dolor alguno.
Este día era cada vez más raro, incluso para el dios del caos.
-¿Dizzy? Ya llegamos.
Si Celestia no hubiera hablado podrían haber pasado por un barranco y él no se habría enterado hasta tocar el fondo.
El lago estaba bajando una colina. Su fuente era una pequeña cascada proveniente de una formación de rocas sobresaliente de la colina, un manantial. El agua era cristalina, poco profunda y de un hermoso color verde-azul que invitaba a zambullirse.
-El último en llegar pierde- dijo la niña antes de correr cuesta abajo.
-¡Espérame!
-No- rió mientras corría
Celestia ya había bajado casi media colina para cuando Discord empezó  a correr. No pudo dar 3 pasos antes de tropezar con sus propios pies y acabar rodando colina abajo.
Cuando parecía que la victoria a era para la pequeña alicornio, splash, sonó el draconequs al caer al agua. Parece que tantos pensamientos le habían hecho más pesada la cabeza y el tropiezo y la gravedad lo hicieron ganar velocidad y, de paso, la carrera. S
u cara acabó siendo la primera en llegar al agua.
Con un quejido el niño se levantó solo para que su reflejo le confirmara algo que ya no podía quedarle más claro. Frente al el estaba el reflejo del rostro de un niño. Su rostro. Él era un niño. Un niño pequeño cuyos cuernos a penas empezaban a asomarse de su cabeza. No entendía por qué tanto él como Celestia tenían un aspecto tan infantil aun más Celestia que no aparentaba ni 7 años, 6 mínimo. 
Se decía que aquellos que acababan en los Eliseos, aun si morían como viejos ancianos y decrépitos, se mostraban como en el apogeo de su vida, jóvenes, fuertes e, irónicamente, vivaces. Sabía que no estaba en los Eliseos y aun si estuviera no tenía sentido que hubiera rejuvenecido así. Él nunca fue un niño. No nació cómo cualquier otra criatura. Simplemente. Surgió.
Una noche de invierno despertó sabiendo únicamente su propio nombre. Aunque un poco débil y aturdido, era totalmente adulto. Después de eso la historia casi se cuenta sola. Un monstruo deforme y poderoso que hacía lo que se le diera la gana contra aquellas criaturas simples y débiles que lo rodeaban. Se divertía con ellas hasta que cierto par de hermanas alicornios le aguaron la fiesta. Pero no había nada antes del despertar.
Nada.
Por un segundo vislumbró en su mente la imagen de una niña. Sentada en el pasto vistiendo un vestido simple de color rosa pálido, cabello del mismo color y piel cual nieve. Parecía que le estaba colocando una corona de flores en la cabeza. Corona que él sostenía, con sus pequeñas manos.
Sacudió la cabeza espantándose esa visión ¿Qué fue eso? En sus más de mil años de vida nunca vio a ninguna niña así. Hasta ahora solo la pequeña Celestia encajaba con aquella visión. Pero él nunca había hecho una corona de flores para ella. Ella ni siquiera vestía como en la visión, su vestido era color vino no color...
¡Splash!
Celestia saltó al agua empapando aun más a Discord, apropósito. Al instante comenzó a salpicarlo riendo de la diversión que solo ella parecía tener.  Mientras tanto Discord solo intentaba esquivar el agua que le lanzaba pero en cuestión de segundos ni siquiera eso intentaba. Tantas le habían arrebatado su espíritu alegre, toda su escencia. Casi un minut después de que dejó de intentar vanamente cubrirse de las salpicaduras Celestia se detuvo, se agachó y preguntó.
-¿En qué piensas?
Él parpadeó
-Siempre dejas de jugar cuando piensas mucho en algo y has estado raro todo el día ¿Qué te pasa, Dizzy?
-Yo... no lo sé- contestó sin ánimo alguno y volvió a mirar al agua.
Celestia notó esto y quiso preguntarle sobre el motivo de estar viendo tanto su propio rostro en el agua pero nada más levantar la vista...
-¡Celestia! ¡Discord!- llamó alguien desde la cima de la colina.
Ambos niños voltearon en respuesta al llamado.
-Padre- dijo la niña.
-¡Es oscurecerá pronto! ¡Debemos volver a casa!
-¡Ya vamos, padre! Vamos, Dizzy.
Ambos niños se pusieron de pie y se dirigieron hacia el hombre.
Discord solo había escuchado historias sobre Galaxus pero nunca lo había visto hasta ahora. Encajaba a la perfección con todas las descripciones. No lucía muy joven pero tampoco era un hombre mayor, de tener que decir un número lo ubicaría entre los 30 y 35 años, alto y fornido con la piel de color azul tan oscuro, prácticamente negro, que recordaba al cielo nocturno. Tenía un rostro sereno en contraposición con la mirada severa en sus ojos cian.
Tal vez fuera solo el color pero parecían tan fríos, sobretodo contra él. Y el sentimiento era casi mutuo. Por algún motivo.
Cabello ondulado, tan largo que le llegaba poco más abajo de la cadera, le adornaba la cabeza, negro en esencia pero con ciertos resplandores azules y rojos. De más estaba decir que era un alicornio pero sus alas eran algo extrañas. Algunas plumas brillaban, otras estaban completamente en espiral y otras se desvanecían conforme se acercaban a la punta.
También tenía unas marcas negras con forma de espirales que le abarcan todo el brazo, subían por su rostro y terminaban encima de sus ojos.
Si Rarity lo viera seguro se derretía a sus pies, incluso a Rainbow le hubiera surgido un sonrojo.
Nada más a la cima el padre tomó a su hija en brazos dándole una cálida sonrisa. Notó la humedad en el vestido de la niña y el claro empape del niño pero solo dio una de esas sonrisas que da un adulto cuando un niño comete la misma inocente travesura por enésima vez, esas que significan algo como "no tienes remedio". Teniendo en cuenta lo buen padre que parecía Galaxus, y sobre todo lo feliz que parecía Celestia, no encajaba la frialdad con la que había mencionado su nombre en el Castillo de las Dos Hermanas.
¡Un momento! ¿Por qué comparaba a la Celestia adulta con esa niña que decía llamarse Celestia? No tenía sentido.
Ya nada tenía sentido.
Mientras padre e hija hablaban alegremente, Discord se dedicó a seguirlos escuchando casi inconscientemente lo que charlaban. Algo era tan familiar en aquella charla, pero, sin importar cuánto tratara, no acababa de dar con el por qué. El sentimiento solo se agravó a medida que camina. Cada paso, cada palabra, todo, todo era como revivir algo, pero ¿cómo vas a revivir algo que en un principio no viviste? Al final se rindió, de nada le servía calentarse tanto la cabeza.
Celestia vio el desconcierto en su amigo y se distrajo de su conversación, cosa que en seguida notó Galaxus y volteó a ver al niño. Su andar cabizbajo no le preocupó en lo absoluto, lo atribuyó al aburrimiento o el cansancio y continuó su caminata. Nadie volvió a decir una palabra en los siguientes minutos.
El silencio convirtió el trayecto en una eternidad a medida que el cielo se tornaba oscuro y más galaxias hacían aparición. Celestia solo continuó mirando a Discord por encima del hombro de su padre y el que la bajará cuando llegaron a su hogar resultó una sorpresa.
-Ve dentro con tu madre, Celestia-
 arrodillado le dijo sereno.
Esa frase despertó a Discord y lentamente alzó la vista. Lo que vio le sorprendió teniendo en cuenta quiénes residían allí. Era una casa común, algo grande pero, nada espacial. Construida a base de madera de entre 10 y 15 metros de largo en la ladera rocosa de una montaña de la que no pudo ver cima, solo dos plantas de altura, una chimenea de roca y un techo de paja simple. A un lado había un pequeño huerto con todo tipo de plantas de frutas y vegetales y un pequeño manantial y al otro lado se formaba un cueva tan profunda que seguro llegaba hasta la mitad de la montaña.
¿Esa era la casa de los grandes reyes y sus hijas?
¿Con todo lo que había pasado aun se sorprendía?
-¿Sólo yo, padre? ¿Por qué tú y Discord no?- preguntó la niña.
-Iremos pronto, hija mía. Necesito que vea algo- volteó a ver al niño con una mirada algo fría.
-De acuerdo...padre...
Con una mirada algo preocupada la niña se dirigió a la rústica casa. Galaxus mantuvo una sonrisa en su rostro hasta que la puerta cubrió la vista de su hija, entonces se levantó con un rostro serio y habló como si retara a duelo a un enemigo.
-Ven conmigo, draconequs- y comenzó a caminar a la cueva.
Discord sintió un choque entre el disgusto y la incertidumbre cuando le habló, sobretodo por llamarlo directamente por su especie y no su nombre, pero eso no le impidió acompañarlo al interior de la montaña. No había una sola antorcha, por lo que Discord encendió una pequeña luz en su mano para tener un leve visión de lo que había allí. Por la mirada incrédula que le dio Galaxus y la luz que emanaba de su cuerno, no esperaba que hiciera eso, pero, de nuevo, le dio más importancia a sus propios asuntos y se adentró en la cueva sin decir una palabra.
Anduvieron y anduvieron hasta que la entrada de cueva ni siquiera era visible. Todo le estaba dando una mala sensación a Discord, el silencio, la oscuridad, la lejanía de la salida. Algo en él le gritaba que no quería ver lo que Galaxus iba a mostrarle, y seguía avanzando con ellos. Su luz parpadeó conforme su miedo aumentó. No quería ver que quería mostrarle. No quería.
Repitió las mismas palabras una y otra vez. Hasta que comenzó a notar algo. En las paredes comenzaban a aparecer unos signos extraños. Una especie de jeroglíficos que nunca antes había visto. Los primeros eran solo "letras" raras, luego comenzaron a aparecer grabados que tardó un tiempo en procesar, no porque fueran muy rústicos, al contrario, estaban increíblemente bien hechos. Algunos, incluso, parecían moverse.
Lo más extraño de todo, es que podía entenderlo.
-¿Te gustan los dibujos?- Galaxus preguntó de repente.
-Amh...sí...- respondió tratando de parecer centrado.
-Estos son diferentes de cualquier otro. Son especiales- pasó la mano por un grabado que al instante comenzó a moverse.
Discord se detuvo a observarlo un segundo. Tres personas, se estaban atacando, una punta sobresalía de la cabeza de uno, otro tenía un espiral con lineas en la espalda, pero el tercero no tenía nada. Unas líneas fueron contra ellos, provenían de seres que serían cuadrúpedos si donde debían estar las patas traseras no hubiera una especie de humo. Las tres personas corrieron a una montaña y la entrada desapareció pero las criaturas comenzaron a hacer otra. Las tres personas ya no peleaban, temblaban en la cueva. Comenzaron a actuar amablemente los unos con los otros brindándose comida y tratando de divertirse. Cuando las criaturas abrieron la entrada y entraron en la montaña las tres personas se convirtieron en una fogata y las criaturas desaparecieron. Las tres personas volvieron a la normalidad y la montaña se abrió mostrando otro lugar a donde se dirigieron, juntos.
Un unicornio, un pegaso y un terrenal.
Windigos.
El Día de la Fogata.
Todo aquello era una representación del Día de la Fogata.
-Ni estas escrituras ni estos dibujos no son como cualquier otro. Este lenguaje es el lartsecna. La Lengua de Exodo. Estos grabados son profecías- habló Galaxus -Todo lo que ves aquí está escrito desde siglos antes de que el mundo de las 3 tribus comenzara a vivir. Todo aquello escrito por mi padre, Exodo, está destinado a cumplirse. Mi padre puede ver más de mil futuros formarse a partir de un solo suceso, solo el futuro que queda narrado con este lenguaje puede existir. El mundo lo quiera o no, sea bueno o malo, si está aquí escrito pasará- volteó a ver a Discord.
La frialdad en la mirada del alicorn habría hecho ver a un glaciar como un desierto a mediodía.
¿Por qué parecía despreciarlo tanto? ¿Que le había hecho él?
Discord no le creyó del todo lo que decía ¿Quién le aseguraba que no lo había hecho él mismo? Aun así no pudo evitar notar un leve tono de sinceridad en su voz.
-¿Te sientes bien aquí? ¿Con MI familia?
Aunque confundido por la pregunta, Discord asintió.
-Hmm. Hay algo que debes ver. Una profecía de la que, temo, eres protagonista. Esta- se detuvo frente a un grabado.
Algo en el fondo de la mente de Discord le gritaba que no mirara la pared que Galaxus le indicaba. Si tan solo le hubiera hecho caso.
En el grabado había un ser con una punta y algo ramificado en la cabeza, detrás de tenía un espiral con líneas y una línea de la que sobresalían otras y también parecía tener una cola. Un pegaso, un unicornio y un terrenal, los tres arrodillados como si rogaran por la piedad del ser, todos encerrados en un símbolo lartsecna que el ser sostenía.
Era él.
Aquel símbolo representaba el caos.
Ese era el día que tomó Equestria.
-Esta profecía habla sobre un draconequs. Un día, traerá el caos y la desesperación a la tierra nueva. Equestria será cruelmente tomada y llevada a la ruina...- hizo una pausa -... por ti. El último draconequs.
Dicho eso el grabado comenzó a moverse mostrando como el ser agitaba el símbolo del caos con las tres razas dentro teniéndole sin cuidado como estas lentamente caían al suelo y el símbolo de la muerte surgía sobre ellos. Discord solo podía mirar con terror. Sabía que había causado daño a Equestria, pero se veía peor representado con tinta negra que se movía mostrando como todo empeoró con el paso del tiempo en lugar de verlo todo representado en un colorido vitral. Deseaba borrar es mancha de su pasado. 
-¿Entiendes lo qué significa? Significa que eres un monstruo. Un peligro que ronda en plena libertad- Galaxus lo miró con odio -
Creerás que estás con tu familia. Creerás que estás con tus padres y hermana. Pero Nebula no es tu madre, no eres el hermano mayor de Celestia y, sobre todo, no eres mi hijo. Si de mí dependiera, hubieras corrido el mismo destino de tu raza traidora. Pero Nebula se apiadó de ti. Cuando vea que se equivocó contigo, que el ser criado por un alicornio no cambia tu naturaleza de draconequs traidor, entonces nada me impedirá deshacerme de ti- el odio en su mirada ahora estaba también claro en su voz -Hasta entonces recuerda: No eres mas que un monstruo y tu única familia años atrás fue devorada por los gusanos junto con tu despreciable especie.
Terminando de hablar inició su camino a la salida.
El pequeño niño estaba totalmente paralizado. La luz en su mano se apagó hace tiempo. Conforme el alicornio había continuado hablando casi sentía como lo ahorcaba pese a no haberle puesto un sólo dedo encima. 
Pero todo aquello que decía, su toma de Equestria, ocurrió mil años atrás ¿Por qué lo llamaba profecía? ¿Acaso había viajado al pasado? Incluso si de alguna manera lo hubiera hecho, no había motivo para que hubiera rejuvenecido a una edad que nunca tuvo.
¿Por qué era un niño?
¡¿Por qué Celestia era también una niña y su mejor amiga?!
¡¿POR QUÉ HABÍA UNA "PROFECÍA" SOBRE ALGO QUE NADIE RECUERDA YA QUE ÉL HIZO HACE UN MILENIO?!
Entonces recordó.
El hechizo de Twilight.
Esa chica conocía un millón de hechizos diferentes pero, con la poca conciencia que le quedaba cuando ella y Fluttershy lo hallaron, consiguió guardar el tipo de hechizo que usó en él, un hechizo de memoria.
Ahora todo encajaba.
No había muerto. No había viajado al pasado.
Estaba reviviendo memorias perdidas. Por eso él y Celestia tenían ese aspecto infantil y ella actuaba como si lo conociera de siempre. Por eso había una profecía sobre algo que había hecho hace siglos, porque para el momento en que aquel recuerdo se creó aun no había siquiera ido a Equestria.
Aun así siempre queda un pero.
Mil dudas aclaradas por una simple palabra, pero nuevas surgieron. Si esas eran sus memorias, ¿por qué no las recordaba? Si el hechizo de Twilight había empezado a restaurar los recuerdos más importantes vinculados a los dolores que tenía por amar a Fluttershy entonces, ¿por qué había retrocedido a su niñez? ¿tan antiguo era su problema?
-¡Camina! ¡Quedarte en esta cueva no cambiará nada!- el alicornio gritó sacando al draconequs de su trance.
Ya al pequeño no le preocupaba tanto la profecía. Tenía el destino escrito en piedra, literalmente, pero cambiar sus recuerdos no cambiaría nada que ya ocurrió. Aunque igualmente era doloroso saber que siempre estuvo destinado a ser un loco, el loco que tomó Equestria. Ahora solo podía hacer una cosa: aprovechar esta experiencia y recuperar sus recuerdos, recuperar su vida.
Aun algo deprimido hechó a correr rumbo a la salida. Ahora tenía una esperanza de volver con Fluttershy y podría recuperar aquello que, sin saberlo, perdió.
Amarte otra vez? Cap. 3: Oportunidad
Parece que si me dio tiempo Wink/Razz . Aun quedan un par de semanas para irnos así que creo que solo podre subir la versión en inglés de este capítulo y luego no sabrán de mi en semanas, sorry. Al principio pensaba hacer el capítulo un tantito más largo pero la parte que decidí mover implicaba más descripciones y sentí que se me estaba yendo la mano (excediéndome, en pocas palabras) y también tenía otro título pero decidí cambiarlos para el próximo capítulo.

Aclaraciones:
-Exodo= Dios, Armageddon= Satanás, listo, recuerden ese nombre será importante en el futuro
-¿Recuerdan el Diario de los Reyes? Pues ese fragmento raro al principio del capítulo es un fragmento de lo que escribieron en ese diario ¿Cómo saber si lo escribió Nebula o Galaxus? Solo hay que comprobar la emoción que expresa. Si es desprecio o enojo fue escrito por Galaxus, si es tranquilidad o preocupación viene de parte de Nebula
-Earth Heaven es una pequeña dimensión (Canterlot, el Imperio de Cristal y Ponyvilley juntos son más grandes) fuera de Equestria
pero conectada a esta
-Galaxus no es "hijo de sangre" de Exodo, este último lo creó y por esto lo considera su padre a diferencia de Nebula que lo ve más como su maestro pese a que también fue creada por Exodo
-Más adelante aclararé por qué Galaxus odia tanto a los draconequs, qué les ocurrió y por qué Discord es el último
-En esta historia pocos años antes de que ocurrieran los hechos del Día de la Fogata los draconequs se convirtieron en un gran problema para las tres tribus y fue una de las razones de que decidieran buscar nuevas tierras
-Los hechos del Día de la Fogata ocurrieron hace poco más de 6 años
-El "lartsecna" es un lenguaje que yo misma inventé en el cual los símbolos representan letras cuando se juntan para formar palabras pero en solitario cada una tiene un significado propio (el símbolo del caos correspondería con la letra T) y al invertir su posición vertical cambia el significado de esta
-Nada de reyes ni princesas de momento

Dato extra:
Mi headcanon es que el Día de la Fogata no es tanto la Navidad de Equestria sino una fusión entre esta y el Año Nuevo, de modo que como en la serie han ocurrido solo dos Días de la Fogata supongo que solo han pasado unos 2 años y medio porque la serie inicia durante la Celebración del Verano, que como ya dije antes la ubico en el solsticio de verano, el 21 de junio

ENGLISH TRANSLATION SOON
Loading...
"What are you doing here?" The white woman asked. 
"I could ask you the same question," the chimerical being said, jumping up, light as a feather. 
"I asked first," she insisted. 
"The ladies first" he bowed mockingly.
"I remind you that this place belongs to me," he said confidently. 
"As far as I know, this place was abandoned a millennium ago, by something is in ruins after all, so that although this place once belonged to you today is a place without owner that anyone can visit out of curiosity, as your dear ex-student" with an almost boastful smile, he told the princess, staring at her face. 
Celestia said nothing at first, she stared into his eyes, those eyes of a mischievous and naughty boy. After a few seconds she sighed defeated. 
"All right, Discord, you win." 
"Point for me," he drew a line on a blackboard out of nowhere as a marker. "Well? What are you doing here, so far from your palace in Canterlot? 
"It's Luna's birthday in a little while. I thought I might find something here that would remind you of the good times." Her voice cracked slightly for an instant, it was obvious why "Well, I've already confessed, now it's your turn. What are you doing in my old home?"
"~Shopping~" he practically imitated Rarity making a shopping cart full of books appear. The alicorn could not help laughing at such an antics. "I was a little hungry, and thanks to your faithful student, I cann't eat a single book from her library. I thought I might pass by here to fill my stomach before it start eating alone."
He placed a screen in front of his belly, showing his stomach holding with its hands a knife and a fork, with a napkin tied and a face between disgust and sadness. 
Only the God of Chaos could do such madness. This time the princess could contain her laughter. Barely. She would never understand how this crazy man doesn't end his occurrences. Nor did she understand how she was still surprised. After all this time, she should have gotten used to it. 
An object on the floor wiped the smile from her face. It was not for nothing, that thing brought back too many bad memories. Bad memories for which he would give anything so long as they vanished forever -or so she believed.-
"You said you came to eat some books, didn't you?" 
He nodded. 
"I'm not sure, but I think that looks appetizing for a draconequus." She pointed to the book of gold and jewelry that "someone" had dropped. 
"Why do you think I almost drowned five minutes ago? I'd rather eat the whole Twilight library exposing myself to the worst indigestion that may be."
"Oh" she sighed in disappointment. 
With the same disappointment she took the mentioned book from the ground. If Discord had been in front of Celestia when she had put that object in her hands he would probably have doubted his safety with the woman when he saw the hatred burning in her eyes. Of the few things in the world she could hate that was one she almost wanted to throw at the flames of Tartarus herself. Almost. 
"What's so special about that book?" 
The princess was so immersed in her hatred that she had completely forgotten the presence of the draconequus. Listening to her voice almost made her jump in surprise. 
"It's my parents' diary, Queen Nebula and ... King Galaxus." 
For some reason Discord felt a knot in his stomach at those names, along with a clash between a slight sense of joy and hatred. The latter prevailed in the eyes of the princess with the mention of the last name. It seemed that someone was not very happy with her dad. 
It bothered him to find out what might be the cause of that father/daughter conflict. His interest in Rarity's gossip had stung. But with that idea he came up with a way to help the princess with her gift for her little sister. Two very juicy options: find out about a gossip or do something good for a damsel in distress. Taking into account his situation could have the days counted and it did not much grace that in his request put that had been a rare apathetic animal, a rare animal that helped as and when it could sound much better. No way, no mischief for the draconequs this time. Nothing excessive at least. 
"Uh?!" What are you doing?" She exclaimed as he snatched the book from her hands. 
"A real pity, a book so beautiful and so useless at the same time, not to mention its awful taste. Well, easy comes, easy goes" He threw the object without care of its direction and then caught it with its tail "Hmm. This has no picture of you? Oh, fool of me. Cameras and photographs were not thought of a millennium ago. Then a drawing or a sketch" he said strangely excited browsing the book. 
It was enough to see the face of Celestia to know that she didn't understand that behavior at all. 
"Neither? Ow! Now I see why no one writes diaries anymore. A book without pictures is boring, or that it was so easy to imagine everything these words say and less when it comes to how someone describes the world around them."
And then she understood. In what she hated she found what her sister could most desire. This Discord, he never gave you an answer if it was not with a riddle. 
As he did with her, she snatched the book from his hands and for the first time didn't want to burn it or hide it where Exodus wouldn't find it. 
"You welco-aaahh!" He shouted as she wrapped her arms around his neck without warning. 
"You're a genius!" 
"You doubted?" You offend me, Celestia. And right now you're also hanging me ... Would you mind letting go? I've been too many times on the brink of suffocation for a single day. 
"I am sorry. It's just that I'm very happy. Luna often asked me about our parents but I have never been able to talk enough about them and now, with this book, you can even know how they saw it. I just hope I have enough time for the right pages." 
"Maybe you should go back to the palace. I mean, you sent the sun to sleep almost an hour ago, and if your sister doesn't find you and finds out I was with you I think I'll spend another millennium as a garden gnome." 
"You're right, in both respects. Will you stay here?" 
"No. I think I'll eat average food for a while, until the trauma of dying drowned by a book passes me. I guess I'll escort you out." 
She nodded and they started off. 
Again they wandered silently down the corridors of the ruins. Celestia constantly gave light glances around her, recalling her former life among those walls. Her life with his mother, her father, her little sister, Starswirl the Barbado and a certain young man who was always with her until a terrible day. Like everything, that shattered castle had had its good moments and bad moments. In the midst of his memories, she thought that everything would be more bearable by being certain that she was not alone in that place. 
It doesn't hurt to chat a little.
Unfortunately, she soon wished she had never met Discord. 
"Can I ask you something?"
He nodded in response.
"You said you came here looking for food and I wondered why you came here for books instead of having a meal with Fluttershy?"
 
"It's better for me to stay away from Fluttershy. Only until he resolved a certain matter." His voice trailed off. 
"Oh, did you argue or dislike each other?" 
"The problem isn't WITH her. It is WITH RESPECT TO her and with respect to my feelings FOR her. 
She petrified. She could feel as if something in her began to break. Then he continued. 
"I think, due to my nature draconequus, I am unable to love without dying and with Fluttershy close only I put the rope around my neck. I don't want to hurt her but if I leave just because yes, I will achieve just the opposite, if I tell her everything she will feel terribly wrong to unintentionally make me suffer and if I stayed with her I will most likely die sooner or later and I don't even want to think about what she would do if she came to discover that everything happened because I fell in love with sh-"
* Paft * 
The diary of the kings rang out as they fell to the ground from the hand of Celestia. If she had a darker skin color, instead of her white porcelain complexion, the princess's pallor would have clearly been noticed. Her expression was a blank canvas. Her eyes were wide open, empty and lifeless. It was as if a black hole or something had deprived her of any emotion. The moonlight shone something running down her cheek. A tear. While her body had become an alabaster sculpture, a thousand thoughts collided in her mind. 
Was he in love with Fluttershy? 
All this must have been a nightmare. 
Had HE been right? 
No, it could not be possible. 
Had she lived a lie all this time? 
"Hey, are you okay?" 
This was the last straw. First he shatter her and now he would ask if she was all right. Could he be more hypocrite? Could it be more cruel? 
Could it be more monstrous? 
He tried to wipe away the tears, but she brushed his hand away with a cap. 
"What's wrong with you?" He said annoyed. 
"WHAT'S WRONG WITH YOU?!" She yelled and cried even louder. 
In a flash she flew away. She felt too bad to be able to tell him anything. As much as she wanted to curse him, he and all his ancestors, didn't even have the strength to utter an audible cry. She just wanted to be as far away from him as possible. From that castle. Of everything. She didn't care where, just wanted to be where no one else could hurt her. She couldn't take more pain. 
For a few minutes Discord stood there, analyzing the scene and wondering what the heck just happened. Before his neurons could synapse. He tensed. He couldn't move, think, or feel anything at all. His five senses vanished as if at first they had never existed. The first to return was his touch, in the worst possible way. It was as if her soul had been torn by a savage beast, merciless and hungry for blood. If he had been devoid of judgment he would gladly have torn all the organs in an attempt to rid himself of that pain. Not a thousand words could describe to perfection what he felt, but it was enough to bring down his dead body in life. The blow was strong enough to give him control over his body and the four missing senses, intensifying his suffering. His face conveyed clear as the day all his sorrow. His eyes were almost out of his sockets and his teeth were so tight that anyone would think that at any moment they would be broken by so much force. 
He wanted to scream. He wanted to ask for help. Nothing came out. The pain deprived him of his voice and in a short time was depriving him of his conscience and, apparently, of his life as well. He was going to die. He would die alone in that abandoned place, separated from everything and everyone. Just as he had come. If only he could see Fluttershy once more. If he could tell her that he loved her and say goodbye to her. Then his death would be quieter but not necessarily less painful. 
Everything was getting dark. He could see how his surroundings were consumed in a deep darkness. He felt heavy, less tense and, above all, weak. 
His time had come to an end. 
"... Look!" Someone shouted but for Discord it was as audible as the flapping of a butterfly. 
Or not? 
"Oh, for ...!" Another voice. 
"This is not OK! He's too pale!" That first voice turned out to be Twilight. 
"Discord!" Discord, please! Say something!" The second voice turned out to be his Fluttershy. Still dying, he rejoiced. 
Fluttershy had cradled him in her arms, preoccupied with worry. She spoke to him in the hope that he would respond. Even a joke would have calmed her down. But nothing came out. The poor man hardly breathed. He tried to pronounce her name, but nothing again. Not even the lips were able to open. At least in his state he could not see the cry of yellow pegasus. 
Twiligth felt so imposing. One of her friends was dying and did not know what to do to calm one of her best friends. She looked away in an attempt to calm herself enough to think of some solution to this horrible situation when the book on the ground caught her eye. When she took it in her hands and realized what it was she was on the verge of a heart attack.
"The Diary of the Kings," she murmured in her thoughts. 
She flipped through its pages and almost felt unworthy of having in her hands the most sacred book of Equestria. It was said that it couldn't be found only by chance or force, but it must be by both. That if a search spell was used and what you wanted to find was linked to the book and it was not the book itself if it was a matter of time before you found the diary. If the book was searched directly it would have teleported on its own to any other place. That it was in the Castle of the Two Sisters was a miracle or a curious play of destiny. 
She did not return to the terrible reality until he saw a writing on the last pages. They mentioned. 
A memory spell? 
She remembered reading about it in the book of Starswirl sent to her by Celestia. It used to be applied to the worst criminals and their families so that, if they had been betrayed, they could not revenge on their informers and on the families used to be applied so as not to have to live with the shame of sharing blood with such despicable people . They were powerful spells but conditional and simple, so they were easy to reverse. It was only necessary to pronounce them in reverse to cancel them. 
An idea crossed the Twilight mind like lightning. Perhaps the spell had made Discord forget something vital about himself. If she gave back his memories perhaps, just maybe, they could save him. If they failed. At least dying with his restored memories was better than dying with memories of a petrified millennium and a couple of years living with new friends. 
"Fluttershy."
She turned to look at her. Tears flooded her eyes. 
"I think I know how to save him." 
"W-what?!" She asked hopefully. 
"In this book they talk about a spell that they imposed on Discord ..." she burst into thinking what he was about to say "If I revert ... I can save him" tried to pause as little as possible. 
If had she shown any doubt, she would have broken Fluttershy's fragile heart. She didn't have the heart or the coldness to tell her that perhaps this spell was useless and there was nothing they could do. 
-Do it. Please, do it, "she instantly begged hopefully and worried in the midst of her crying. 
Twilight nodded decisively. She placed her hand on the forehead of Discord. The poor man was so short of life that he had not even understood the words of the young winged women. He was still trying to understand what they meant by a spell, but his thoughts didn't have pass to that word echoing in his head as he faded. 
"~Arutan orev et artsnom. Erarebil airomem. Ieid mecum tidiv mumina idnetrever medae. Iut eri~"
With those words spoken the hand of Twilight illuminated with such power that even in Ponyvilley someone should have, no, surely someone saw that light. When that blinding glow faded, a portion remained in the eyes of the draconequs, who were now fully open. But it was not long before they slowly closed. 
"T-Twilight?" Fluttershy asked in alarm. "Wh-what do we do now?" 
She did not answer. She just stared at the inert body of the friend she had so little valued. Wondering if she had done the right thing. It took to her a while to get back to reality, responding in a low voice. 
"Wait"

~ 

The sun's bright light bothered his eyes. Who had changed the batteries in the sun? Why had not he thought of doing that before? He must remember it for future days. When he finally focused a little more, the bewildered Discord noticed more important things. 
Wherever he was, it was not in the ruins of the Castle of the Two Sisters, at all. He was at the foot of a tree in what appeared to be an immense green meadow with tall grass. He looked up at the sky so that his sight would be met by a landscape even more beautiful than the one before him. He could see several incredibly close planets in the blue sky and although it was daytime some areas even showed galaxies of wonderful colors and a kind of Northern Lights crossing the sky from horizon to horizon in several directions. 
Such a scene was impressive. I had never seen anything like that in my life. 
Never. 
In the life. 
His eyes widened at the realization. 
Am I... dead?
Love You Again? Chap. 2: Memories
The second chapter. Sorry for being late. I will have the third ready when I can.
Clarifications:
-The cursive letters are thoughts
-My headcanon is that celestia and luna were born in the solsticios of summer and winter respectively and that is in these dates when they celebrate the celebration of the summer and the great galloping gala

I do not know if I can upload the next chapter soon because my family and I will return to Cuba for the holidays. I promise to upload it when we get back. "Cross my heart, hope to fly, stick a cupcake in me eye"
Loading...
-¿Qué estas haciendo aquí?- preguntó la mujer blanca.
-Podría hacerte la misma pregunta- dijo el ser quimérico levantándose de un salto, ligero como pluma.
-Yo pregunté primero- insistió ella.
-Las damas primero- burlonamente se inclinó.
-Te recuerdo que este lugar es de mi propiedad- habló confiadamente.
-Hasta donde sé, este lugar fue abandonado hace un milenio, por algo está en ruinas después, de modo que aunque este sitio alguna vez te perteneció hoy en día es un lugar sin dueño que cualquiera puede visitar por curiosidad, como tu querida ex-alumna- con sonrisa confiada, casi jactanciosa, le dijo a la princesa mirándola fijamente al rostro.
Celestia no dijo nada al principio, se quedó mirándolo a los ojos, esos ojos de niño travieso y pillo. Después de unos segundos suspiró derrotada.
-De acuerdo, Discord, tú ganas.
-Punto para mí- dibujó una línea en una pizarra salida de la nada a modo de marcador -¿Y bien? ¿Qué haces aquí, tan lejos de tu palacio en Canterlot?
-Dentro de poco es el cumpleaños de Luna. Pensé que podría encontrar algo aquí que le recordara los buenos tiempos- su voz se quebró levemente un instante, era obvio por qué- Bien, ya confesé, ahora es tu turno ¿Qué haces en mi antiguo hogar?
~De compras~ prácticamente imitó a Rarity haciendo aparecer un carrito de compras lleno de libros. La alicornio no pudo evitar reír ante tal payasada- Tenía algo de hambre y como gracias a tu fiel alumna no puedo comer un solo libro de su biblioteca pensé que podría pasarme por aquí para llenarme el estómago antes de que se empiece a comer por sí solo.
Colocó una pantalla frente a su vientre, mostrando su estómago sosteniendo con sus manos un cuchillo y un tenedor, con una servilleta atada y una cara entre el disgusto y la tristeza.
Solo el Dios del Caos podría hacer tal locura. En esta ocasión la princesa pudo contener su risa. Apenas. Nunca entendería cómo es que a ese disparatado no se le acaban las ocurrencias. Tampoco entendía cómo es que aún se sorprendía. Después de tanto tiempo, ya debería haberse acostumbrado.
Un objeto en el suelo le borró la sonrisa del rostro. No fue por nada, esa cosa le traía demasiados malos recuerdos. Malos recuerdos por los que daría cualquier cosa con tal de que se esfumaran para siempre -o al menos eso creía-.
-Dijiste qué viniste a comer unos libros, ¿no?
Asintió.
-No estoy segura pero creo que ese se ve apetitoso para un draconequs- señaló al libro de oro y joyas que "alguien" había dejado caer.
-¿Por qué crees que casi me ahogué hace 5 minutos? Preferiría comerme toda la biblioteca de Twilight exponiéndome a la peor indigestión que pueda existir.
-Oh- suspiró decepcionada.
Con la misma decepción tomó el mentado libro del suelo. Si Discord hubiera estado frente a Celestia cuando tubo aquel objeto en sus manos probablemente habría dudado de su seguridad junto a la mujer al ver el odio que se quemaba en sus ojos. De las pocas cosas del mundo que podía odiar esa era una que casi deseaba lanzar a las llamas del Tártaro ella misma. Casi.
-¿Y qué tiene de especial ese libro?
La princesa estaba tan inmersa en su odio que había olvidado completamente la presencia del draconequs. Escuchar su voz casi la hizo saltar por la sorpresa.
-Es el diario de mis padres, la reina Nebula y ...el rey Galaxus.
Por algún motivo Discord sintió un nudo en su estómago al escuchar esos nombres, junto con un choque entre una leve sensación de alegría y odio. La ultima prevaleció en la mirada de la princesa con la mención del ultimo nombre. Parecía que alguien no estaba muy contenta con su papá.
Le picaba por averiguar cuál podría ser el motivo de ese conflicto padre/hija. Se le había pegado el interés por el chismorreo de Rarity. Pero con esa idea se le ocurrió un modo de ayudar a la princesa con su regalo para su hermanita. Dos opciones muy jugosas: enterarse de un chisme o hacer algo bueno por una damisela en apuros. Teniendo en cuenta su situación podía tener los días contados y no le hacia mucha gracia que en su la pida pusieran que había sido un bicho raro apático, un bicho raro que ayudaba como y cuando podía sonaba mucho mejor. Ni modo, nada de travesuras para el draconequs esta vez. Nada excesivo al menos.
-¡Uagh! ¿Que estas haciendo?- exclamó ella cuando le arrebató el libro de las manos.
-Una verdadera lástima, un libro tan hermoso y tan inútil al mismo tiempo, por no mencionar su espantoso sabor. Bueno, fácil viene, fácil se va- lanzó el objeto sin cuidado de su dirección para luego atraparlo con su cola -Hmm ¿Esto no tiene ninguna foto tuya? Oh, tonto de mi. Las cámaras y fotografías ni pensadas se tenían hace un milenio. Entonces un dibujo o un boceto- extrañamente entusiasmado hojeando el libro.
Bastaba con ver la cara de Celestia para saber que no entendía para nada aquel comportamiento.
-¿Tampoco? ¡Ow! Ya veo por qué ya nadie escribe diarios. Un libro sin dibujos es aburrido, ni que fuera tan facil imaginarte todo lo que dicen estas palabras y menos cuando se trata de como alguien describe el mundo a su alrededor.
Y entonces entendió. En aquello que ella odiaba se encontraba lo que su hermana más podía desear. Este Discord, nunca te daba una respuesta si no era con un acertijo.
Como hizo él con ella, le arrebató el libro de las manos y por primera vez no deseaba quemarlo u ocultarlo donde ni Exodo lo encontrara.
-De nad-¡aaahh!- gritó cuando envolvió sus brazos alrededor de su cuello sin previo aviso.
-¡Discord eres un genio!
-¿Lo dubabas? Me ofendes, Celestia. Y ahora mismo tambien me estas ahorcando... ¿Te importaria soltarme? Ya he estado demasiadas veces al borde de la asfixia para un solo dia.
-Lo siento. Es solo que estoy muy feliz. Luna a menudo me preguntaba sobre nuestros padres pero nunca he podido hablarle lo suficiente de ellos y ahora, con este libro, incluso podrá saber cómo la veían. Solo espero tener tiempo suficiente para las páginas correctas.
-Pues tal vez deberías regresar al palacio. Digo, mandaste el sol a dormir hace casi una hora, y si tu hermana se no te encuentra y se entera que estuve contigo creo que pasaré otro milenio como gnomo de jardín.
-Tienes razón, en ambos aspectos ¿Te quedarás aquí?
-No. Creo que comeré comida promedio por un tiempo, hasta que se me pase el trauma de morir ahogado por un libro. Supongo que te acompañaré a salir.
Ella asintió y se pusieron en marcha.
De nuevo vagaban en silencio por los pasillos de las ruinas. Celestia constantemente daba miradas leves a su alrededor, rememorando su anterior vida entre esos muros. Su vida con su madre, su padre, su hermanita pequeña, Starswirl el Barbado y cierto joven que siempre estuvo con ella hasta un terrible día. Como todo, aquel destrozado castillo había tenido sus buenos momentos y malos momentos. En medio de sus recuerdos, pensó que todo sería más soportable estando segura de que no estaba solo en aquel lugar.
No hace daño charlar un poco
Por desgracia, pronto desearía nunca haberse encontrado con Discord.
-¿Puedo preguntarte algo?
Le asintió en respuesta.
-Dijiste que viniste aquí en busca de comida y me preguntaba ¿por qué viniste aquí por libros en vez de tener una comida con Fluttershy?
-Es mejor para mí mantenerme lejos de Fluttershy. Solo hasta resolver cierto asunto.- su voz se apagó.
-Oh, ¿acaso discutieron o se disgustaron entre ustedes?
-El problema no es CON ella. Es CON RESPECTO ella y con respecto a mis sentimientos POR ella.
Se petrificó. Podía sentir como si algo en ella comenzara a romperse. Entonces él continuó.
-Creo que, debido a mi naturaleza draconequs, soy incapaz de amar sin morir y con Fluttershy cerca solo me pongo la soga al cuello. No quiero lastimarla pero si me voy solo porque sí lograré justo lo contrario, si le cuento todo es sentirá terriblemente mal por inintencionadamente hacerme sufrir y si me quedó junto a ella lo más probable es que muera tarde o temprano y no quiero ni pensar en que haría si llega a descubrir que todo ocurrió porque me enamoré de ell...-
*Paft*
Sonó el diario de los reyes al caer de la mano de Celestia al suelo. De haber tenido un color de piel más oscuro, en lugar de su tez de porcelana blanca, se habría notado claramente la palidez que presentaba la princesa. Su expresión era un lienzo en blanco. Sus ojos estaban bien abiertos, vacíos y sin vida. Era como si un agujero negro o algo la hubiera privado de cualquier emoción. La luz de la luna hizo brillar algo escurriéndose por su mejilla. Una lagrima. Mientras su cuerpo se había transformado en una escultura de alabrastro, en su mente colisionaban mil pensamientos.
¿Estaba enamorado de Fluttershy?
Todo esto debía ser una pesadilla.
¿Acaso ÉL había estado en lo cierto?
No, no podía ser posible.

¿Todo este tiempo había vivido una mentira?
-Oye, ¿estas bien?
Esto ya era el colmo. Primero la destrozaba y ahora le preguntaba si se encontraba bien ¿Se podía ser más hipocrita? ¿Se podia ser más cruel?
¿Se podia ser mas monstuoso?
Trató de limpiarle las lagrimas pero ella bruscamente le apartó la mano con una bofeta.
-¡¿Qué pasa contigo?!- él le habló molesto.
-¡¿QUÉ PASA CONTIGO?!- ella le gritó y lloró aun más fuerte.
En un parpadeo se alejó volando. Se sentía demasiado mal para poder decirle algo. Por mucho que quisiera maldecirlo, a él y todos sus ancestros, ni siquiera tenia fuerzas para emitir un llanto audible. Solo quería estar lo más lejos posible de él. De ese castillo. De todo. No le importaba donde, solo quería estar donde ya nadie más pudiera herirla. No podía soportar más dolor.
Por algunos minutos Discord se quedó ahí, analizando la escena y preguntándose qué diablos acaba de pasar. Antes de que sus neuronas pudieran hacer sinapsis. Se tensó. No podía moverse, pensar ni sentir absolutamente nada. Sus cinco sentidos se desvanecieron como si en un principio nunca hubieran existido. El primero en regresar fue su tacto, de la peor manera posible. Fue como si su alma hubiera sido desgarrada por una bestia salvaje, sin piedad y hambrienta de sangre. De haber estado falto de juicio con gusto se hubiera arrancado todos los órganos en un intento de librarse de ese dolor. Ni mil palabras podrían describir a la perfección lo que sentía, pero era lo suficientemente para derribar su cuerpo muerto en vida. El golpe tuvo la fuerza suficiente para devolverle el control sobre su cuerpo y los cuatro sentidos faltantes, intensificándose su sufrimiento.Su rostro transmitía claro como el día toda su pena. Tenía los ojos casi salidos de sus cuencas y los dientes tan apretados que cualquiera pensaría que en cualquier momento acabarían rotos por tanta fuerza ejercida.
 Quería gritar. Quería pedir ayuda. Nada salía. El dolor lo privó de la voz y en poco tiempo lo estaba privando de su conciencia y, al parecer, también de su vida. Iba a morir. Moriría sólo en ese lugar abandonado y apartado de todo y todos. Igual que había surgido. Si al menos pudiera ver a Fluttershy una vez más. Si pudiera decirle que la amaba y despedirse de ella. Entonces su muerte sería más tranquila aunque no necesariamente menos dolorosa.
Todo se estaba oscureciendo. Podía ver como su alrededor era consumido en una profunda oscuridad. Se sentía pesado, menos tenso y, sobretodo, débil.
Su tiempo había llegado a su fin.
-... ¡Mira!- alguien gritó pero para Discord fue tan audible como el aleteo de una mariposa.
¿O no?
-¡Oh, por ...!- otra voz.
-¡Esto no está bien! ¡Está demasiado palido! - esa primera voz resultó ser Twilight.
-¡Discord! ¡Discord, por favor! ¡Di algo! - la segunda voz resultó ser su Fluttershy. Aun moribundo, se alegró.
Fluttershy le había acunado en sus brazos, presa de la preocupación. Le hablaba con la esperanza de que le respondiera. Incluso un chiste la habría calmado. Pero nada salió. El pobre a penas si respiraba. Trató de pronunciar su nombre pero nada de nuevo. Ni siquiera los labios fue capaz de abrir. Al menos en su estado no podía ver el llanto de pegaso amarilla.
Twiligth se sentía tan imponente. Uno de sus amigos estaba muriendo y no sabia que hacer para calmar a una de sus mejores amigas. Desvió la mirada en un intento de calmarse lo suficiente para pensar en alguna solución para esta horrible situación cuando el libro en suelo llamó su atención. Cuando lo tomó en sus manos y se dio cuenta de lo que era estuvo al borde de un paro cardíaco.
-El Diario de los Reyes- murmuró ensimismada.
Hojeaba sus paginas anonadada y casi sintiéndose indigna de de tener en sus manos el libro mas sagrado de Equestria. Se decía que no podía ser encontrado solo por casualidad o a la fuerza sino que debía ser por ambas. Que si se usaba un hechizo de búsqueda y lo que deseabas encontrar estaba vinculada al libro y no era el libro en si era cuestión de tiempo que encontraras el diario. De ser directamente buscado el libro se habría teletransportado por su propia cuenta a cualquier otro lugar. El que estuviera en el Castillo de las Dos Hermanas era un milagro o una curiosa jugada del destino.
No regresó a la terrible realidad hasta ver un escrito en las ultimas paginas. Mencionaban.
¿Un hechizo de memoria?
Recordaba haber leído sobre el tema en el libro de Starswirl que le había enviado Celestia. Solía aplicarse sobre los peores criminales y sobre sus familias para que, en caso de haber sido delatados, no pudieran efectuar una venganza sobre sus delatores y sobre las familias solían ser aplicados para no tener que vivir con la vergüenza de compartir sangre con personas tan despreciables. Eran hechizos poderosos pero condicionales y simples, por lo que eran fáciles de revertir. Solo había que pronunciarlos al revés para anularlos.
Una idea cruzó la mente de Twilight como un rayo. Tal vez el hechizo había hecho que Discord olvidara algo vital sobre si mismo. Si le devolvía sus recuerdos quizás, solo quizás, podrían salvarlo. Si fallaban. Al menos morir con sus recuerdos restaurados era mejor que morir con recuerdos de un milenio petrificado y un par de años conviviendo con nuevos amigos.
-Fluttershy.
Volteó a verla. Las lágrimas le inundaban los ojos.
-Creo que sé cómo salvarlo.
-¡¿C-Cómo?!- Le preguntó esperanzada.
-En este libro hablan de un hechizo que le impusieron a Discord...- se enterrumpio pensando lo que estaba a punto de decir -Si lo revierto... puedo salvarlo- trató de pausarse lo menos posible.
De haber mostrado duda, le habria roto a Fluttershy su fragil corazon. No tenía el corazon o la frialdad para decirle que talvez ese hechizo fuera inutil y ya no habia nada que pudieran hacer.
-Hazlo. Por favor, hazlo- al instante rogó esperanzada y preocupada en medio de su llanto.
Twilight asintió decidida. Colocó su mano en la frente de Discord. El pobre estaba tan falto de vida que ni siquiera había comprendido las palabras de la jóvenes aladas. Aun trataba de comprender a  qué se referían con un hechizo pero sus pensamientos no pasaban de tener esa palabra haciéndole eco en la cabeza mientras se desvanecía.
~Arutan orev et artsnom. Erarebil airomem. Ieid mecum tidiv mumina idnetrever medae. Iut eri.
Con esas palabras pronunciadas la mano de Twilight iluminó con tanta potencia que incluso en Ponyvilley alguien debió, no, es seguro que alguien vio esa luz. Cuando ese brillo cegador se desvaneció, una porción se quedó en los ojos del draconequs, mismo que ahora se encontraban totalmente abiertos. Aunque no pasó mucho antes de que empezaran a cerrarse lentamente.
-¿T-Twilight?- Fluttershy preguntó alarmada- ¿Qu-Qué hacemos ahora?
Ella no respondió. Solo se quedó mirando el cuerpo inerte del amigo que tan poco había valorado. Preguntándose si había hecho lo correcto. Le tomó un tiempo volver a la realidad, respondiendo en voz baja.
-Esperar.

~

La luz tan brillante del sol le molestaba en los ojos ¿Quién le había cambiado las baterías al sol? ¿Por que no se le había ocurrido hacer eso antes? Debía recordarlo para futuros días. Cuando por fin se centró un poco más, el atolondrado de Discord se percató de cosas más importantes.
Donde fuera que estuviera no era en las ruinas del Castillo de las Dos Hermanas, en lo absoluto. Estaba al pie de un árbol en lo que parecía ser un inmenso y verde prado de hierba alta. Miró al cielo para que su vista se acabara topando con un paisaje aun más bello que el que tenía frente. Podía ver varios planetas increíblemente cercanos en el cielo azul y pese a que era de día unas zonas incluso mostraban galaxias de maravillosos colores y una especie de aurora boreal surcando el cielo de horizonte a horizonte en varias direcciones.
Tal escena era impresionante. Nunca en la vida había visto algo así.
Nunca.
En la vida.
Sus ojos se abrieron ante la realización.
¿Estoy... muerto?
Amarte otra vez? Cap. 2: Recuerdos
El segundo capitulo. Lamento la demora. Tendre el tercero listo cuando pueda.
Aclaraciones:
-Las letras cursivas son pensamientos
-Mi headcanon es que celestia y luna nacieron en los solsticios de verano e invierno respectivamente y que es en estas fechas cuando se festejan la celebracion del verano y la gran gala del galope

No se si pueda subir el proximo capitulo pronto porque mi familia y yo regresaremos a cuba para la vacaciones. Prometo subirlo cuando regresemos. "Con cerrojo y si lo arrojo un pastelito a mi ojo"

ENGLISH TRANSLATION SOON
Loading...

Comments


Add a Comment:
 
:iconkiknojor:
kiknojor Featured By Owner Mar 14, 2017
Birth Of Equestria 5-10 by shieltar:

http:*/*/i.*imgur.com/i70ZeMH.jpg (remove * from url)
Reply
:iconcynthrey:
Cynthrey Featured By Owner Mar 14, 2017
?
Reply
:iconhunterbrony101:
HunterBrony101 Featured By Owner Feb 19, 2017  Hobbyist Filmographer
Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) Birthday Cake (1) 
Reply
:iconcynthrey:
Cynthrey Featured By Owner Feb 19, 2017
^///^ THANK U!!!
Reply
:iconhunterbrony101:
HunterBrony101 Featured By Owner Feb 19, 2017  Hobbyist Filmographer
YW
Reply
:iconsailormoonfangirl:
SailorMoonFanGirl Featured By Owner Feb 13, 2017  Professional Artist
happy early birthday :hug:
Reply
:iconcynthrey:
Cynthrey Featured By Owner Feb 13, 2017
O///O ^///^ THANKS!
Reply
:iconsailormoonfangirl:
SailorMoonFanGirl Featured By Owner Feb 13, 2017  Professional Artist
your welcome :)
Reply
:iconloboazul335:
Loboazul335 Featured By Owner Dec 24, 2016
Glee Hola Cynthrey feliz navidad y prospero año nuevo mucha suerte y saludos.
Reply
:iconcynthrey:
Cynthrey Featured By Owner Dec 24, 2016
Gracias, feliz navidad a ti tambien lobo
Reply
Add a Comment: